Debido a la pandemia del CoViD-19, hemos visto como muchos negocios se han visto obligados a cerrar, ponerse en pausa indefinida, o realizar ciertas gestiones con empleados u otros contactos empresariales. Nosotros sabemos que estas gestiones y/o acciones, que desgraciadamente pueden llegar a ser agridulces, normalmente requieren una destrucción documental para pasar página de la empresa o mantener la confidencialidad.

La pauta o norma DIN 66399 es una de las pautas que aún se sigue utilizando hoy en día como criterio de cómo hacer una destrucción documental con todas las garantías. Esta norma incorpora siete niveles de seguridad para la destrucción de información documental, como el tamaño del papel triturado y cómo realizar una correcta destrucción de discos duros.

Esta norma sustituyó a la norma DIN 32757, incorporando nuevos niveles de seguridad y diferentes maneras de realizar la destrucción de los documentos. Nosotros somos testigos de cómo una destrucción realizada con la norma DIN 66399 garantiza la confidencialidad del cliente.

Durante estos días, nos preguntamos si las empresas y la gente en general ha estado haciendo una gestión y destrucción de sus documentos de forma adecuada, ya que han dispuesto de mucho tiempo libre y muy posiblemente no han tenido en cuenta las normativas y ISOs requeridas para respetar la RGPD y/o eliminar información confidencial de forma segura.

También nos preguntamos si han tenido en cuenta que el virus se puede propagar a través de los documentos que la gente puede llegar a manejar, ya que el virus puede estar activo hasta 4 días dependiendo del documento físico que estos estén gestionando. El mínimo puede ser entre 30 minutos y 3 horas.

Nosotros hacemos toda la gestión necesaria con todas las precauciones posibles para si el material que estamos gestionando y destruyendo está infectado, evitando cualquier tipo de contagio y aislando el material del posible contacto humano antes y después de ser destruido. Queremos que todas las empresas sean conscientes de este detalle tan importante, porque una vida humana es tan importante como una destrucción documental correcta y segura para conservar la privacidad de la empresa, usuarios, empleados, etc.